jueves, 27 de octubre de 2011

Uno no sabe lo que pierde hasta que lo encuentra.

Las cosas como son, no estaba esperando a alguien como tú. No suelo imaginar con el tipo de persona que quiero toparme cuando sea mayor, o como tendría que ser mi media naranja perfecta.
Entre lo que encuentro es cuando decido elegir, y si está alguien perfecto para mí entre ellas, pues mejor.
Digamos que no te estaba buscando pero te he encontrado, y eso me alegra.
¿Cuando imaginas la sonrisa de esa persona no te pones a sonreír? A mi me pasa demasiado a menudo, y me gusta tener razones por las que mostrar mi sonrisa.
Pues bien, por virtud o por desgracia, tú eres esa persona.

Y doy las gracias por tenerte ahí, sabes que yo estaré siempre.

1 comentario: