sábado, 26 de noviembre de 2011

¿Te sientes vulnerable?


Pues que sepas que no lo eres.
Tienes más fuerza que todos los que intentan hundirte juntos, no tengas miedo de sacarla.
¿Te sientes triste?
Adelante, eso es porque tú quieres sentirte así, solo consigues hacerte más débil, y te valorarás menos siendo más.
¿Te sientes impotente?
Eso es que al menos sabes que lo estás intentando, sino puedes más no es tu culpa, ni siquiera esa impotencia te ayudará a que se resuelva más rapido.
¿Te sientes solo?
Pues mira, con el tiempo aprenderás que más vale solo que mal acompañado.

Texto inspirado por:

No hay comentarios:

Publicar un comentario