martes, 16 de agosto de 2011

No te conformes con reírte, llora de alegría. Ni con bailar, muévete sin parar.
No te conformes tampoco con encontrarlo, quiérelo. Ni con ir de compras, cómprate todo lo que quieras.
No te conformes con cantar una canción, siéntela. Ni te conformes con salir a la calle, cómete el mundo.
Tampoco te conformes con ser perfecta, sélo hasta el extremo.
Y ya puestos, no te conformes con quererme, cásate conmigo.