domingo, 4 de septiembre de 2011

¿Has dicho rendirse? Cariño, no sé lo que es esa palabra.

¿Acaso olvidaste por lo que luchabas? Porque he de decirte que si lo consigues merecerá la pena, sino, bueno... podrás decir que lo has intentado al menos, ¿no?
Quítale el im a lo imposible de una vez, sabes que merecerá la pena.