jueves, 10 de mayo de 2012

Demasiado tarde para darse cuenta de que le echaba de menos.
De lo que un día fue perfecto y ahora solo son recuerdos. Lo siento, pero volvería a tropezarme mil veces. Volvería a pensar en ti, y en todos esos momentos que han llegado hasta hacerme reír de alegría. Unos se van, y otros vienen. Y vuelven a irse.  Lo único que consigo es derrochar una lágrima por cada uno que se alejó sin que yo  lo pidiera.
En realidad no sabía que ibas a marcharte. O no quería saberlo.
Con cada año concluyen historias nuevas, espero que volvamos a vernos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario