domingo, 8 de abril de 2012

#1.

-¿Lo estás oyendo?
+¿Eso?
-No, la música de las fiestas de mi pueblo no. Joder, estate atento por una vez. Te estoy hablando en serio.
¿Oyes esto?

Y le puso la mano en su corazón. Él no supo como responder.

-Pues se acciona solo cuando estoy a tu lado. No por correr para huir de los timbres que tocamos, ni por el hecho de que pase miedo al ver como se pone esa señora cuando hacemos ladrar a su perro, ni por enfadarme cuando me gritas porque tu crees que tienes razón. Es por otra cosa, no sé si me explico...

Siempre que quedaban era para hacer alguna tontería o para jugar algo, cuando ambos estaban aburridos. No esperaba que le dijera algo así.

+Sí, sí te explicas. Perdón.
-¿Tú no sientes nada de eso, verdad?..
+Al contrario, siento lo mismo que tú. Te pido perdón porque siempre tomo las cosas que dices como si fueran alguna de nuestras bromas, y nunca hayamos hablado de esto. Perdón porque hayas tenido tú que decírmelo.
Perdón también por no haberte conocido antes.
-Te quiero.
+Espera... no he terminado. Perdón por haber tenido que decirte esto, justo antes de decirte que tengo que marcharme a Alemania. Mis padres se han separado, y mi madre quiere volver a donde vivíamos antes.

Alicia no supo como responder, solo sabía que esto no le podía estar pasando a ella. Ahora no...

-¿En serio?

Él cogió su mano, estaba temblando... Sabía que no podía hacer mucho. La besó... pero no como un beso normal.
Era un beso de despedida.

________________________________________________________________________
Hi, gente que me lee (2 personas (?)) Esto... necesitaba escribir algo, me ha salido efusivo y  sin más. He puesto de título 1# Por si de vez en cuando se me ocurriera seguir contando algo... pero no tiene mucho sentido, ya que esta historia no tiene ni principio ni fin. Supongo que iré improvisando algo... o quizá no.