domingo, 5 de enero de 2014

A lo mejor es que no estoy hecha para nadie y el mundo se empeña en que sí. En que existen las medias naranjas (y las medias de color gris). Pero que no pasa nada. No pasa. Desde luego. La vida siempre es igual y ni pasa nada, ni pasa nadie. (Tranquila, que el tiempo lo cura todo.) Mentira. Nadie confía en el tiempo ya, porque es otro cabrón, que te dice que te entiende y al mes te das cuenta de que no, que da igual. Y a lo mejor necesito a alguien que me cante al oído o que me envíe cartas para felicitarme la Navidad. A lo mejor no. A lo mejor con ir a París y vivir soñando me bastaría, pero.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario