sábado, 1 de febrero de 2014

Qué bonitas son las noches en las que te dejas ser tal y como eres, con tu música, tus películas, tus sonrisas y todo lo que te define.
Qué bonito imaginarse bailando de noche y pensar que no existe otro momento en el mundo.
Qué bonito dejarse influenciar por Francia y toda su magia.
Y pensar que navegas en un barco y que tú estás escribiendo hacia donde irá.
Y que dejas lo malo atrás. Y te olvidas de todo lo que no te hace sonreír. Y piensas que qué suerte tener a quienes tienes al lado. Que ojalá no se vayan nunca.
Y un poquito de amor a lo mejor te falta, pero lo olvidas, como se acaba olvidando casi todo.
Pero, oh, no quieres llegar a la misma mierda de noche de siempre, así que intentas seguir sin pensar en nada con "La vie en rose" puesta a todo volumen en tu habitación y diciéndote a ti misma que qué bonitas son las noches en las que te sientes infinito.

2 comentarios:

  1. Holaa! Me gusta mucho tu blog. ¿Te pasas por el mio y me dejas un coment?
    ventenecesito.blogspot.com.es

    Gracias^^

    ResponderEliminar
  2. No sólo te leo por Twitter, Ana, si no que también me encanta como lo haces en cada una de las redes sociales por donde te encuentro. Qué magia que tienes tú, qué manera de completarte con un poco de esencia. Es casi incomprensible, pero a lo que iba, preciosa entrada. Ojalá nunca se acabe la infinidad del escribir.

    Un besito*, @_disturbi0
    www.isabelroblesgmz13.blogspot.com/es

    ResponderEliminar